dnz1-765x400 Noticias

Así se celebró en Puerto Rico la edición 33 del Día Nacional de la Zalsa


Llovió, pero el afinque y el sabor estuvieron presentes de principio a fin. Al final del día, eso fue lo que le importó a los salseros.

La edición número 33 de el Día Nacional de la Zalsa de la cadena Z-93, no se salvó de las inclemencias del tiempo. Sin embargo, el espectáculo, animado por los locutores de la emisora, satisfizo a los fieles fanáticos que se dieron cita al estadio Hiram Bithorn, en San Juan.

Cerca de 30 mil almas salseras –de acuerdo con el productor Manuel Martínez de Spanish Broadcasting System (SBS)- se dieron cita ayer al recinto para disfrutar de la oferta musical. La asistencia fue menor al del año pasado, que sobrepasó los 40 mil. Se atribuyó la merma a las condiciones del tiempo.

 El que es considerado ser el festival salsero de mayor trascendencia en Puerto Rico y El Caribe, arrancó a las 11:00 de la mañana. Pete Perigñón y su Orquesta fueron los primeros en presentarse en representación de la nueva cosecha salsera. La agrupación encantó. Incluso Choco Orta –quien se presentó luego- bautizó oficialmente a Pete como “El Timbalero Elegante”. El joven se ganó el favor del exigente público que a esa hora todavía no llenaba el recinto.

Luego de Pete Perigñón, Alex Matos tuvo una intervención. El artista dominicano comentó que optó por cantar salsa y no merengue –el género por excelencia de su país- “porque es la salsa la que me inspira”, reiteró.

La presentación de Matos sirvió de preámbulo para el espectáculo de Choco Orta. La llamada “Reina de Sabor” no tuvo reparos en mencionar, en varias ocasiones, que el 90 por ciento del público que se encontraba en el evento había asistido para verla a ella.  La carismática cantante confesó que se encontraba nerviosa pues consideró que el público de Puerto Rico “es el más exigente”.

Le tocó luego el turno luego a Johnny Rivera y su Orquesta. El salsero inyectó una buena dosis de sabor acompañado de una orquesta que lo complementó excelentemente.

Acto seguido subió al escenario el ex integrante de El Gran Combo de Puerto Rico, Charlie Aponte. Dirigido por Sammy García, Aponte se echó a la multitud en el bolsillo con su indiscutible swing y dominio escénico. Era la primera vez que Charlie se presentaba como solista en El Día Nacional y pasó la prueba de fuego. Al final de su presentación subió la talentosa Aymee Nuviola. La multitud disfrutó a cabalidad su presentación.

Todo estaba para recibir luego a Tito Rojas. “El Gallo Salsero” fue reconocido con una placa que recibió de manos del director de programación de Z-93, Néstor Galán “El Búho Loco”.

Justo cuando Rojas empezó su presentación, comenzó a llover copiosamente. Los que pudieron se guarecieron. Los que no buscaron refugio, se quedaron cantando y bailando bajo la lluvia.

Luego de la mojada presentación de “El Gallo Salsero”, subió a tarima La Sonora Ponceña. La orquesta, que fue una de las mejores que se escuchó durante la velada, fue muy celebrada y agasajada por los salseros.

Fue entonces cuando Roberto Roena se apoderó del escenario con su Apollo Sound. El salsero, como de costumbre, fascinó con su propuesta. Papo Sánchez, Sammy “El Rolo” y Tito Cruz estuvieron al frente entonando las canciones del Apollo Sound.

Minutos después subió Eddie Palmieri y su Orquesta.  El artista, en medio de su presentación, fue reconocido con el Premio Estrella.  El cantante Herman Olivera dejó la garganta durante esta presentación.

La clausura del evento, que transcurrió sin retrasos, estaría a cargo de Lalo Rodríguez, quien sería también reconocido con una distintiva placa.

Cada una de las orquestas e invitados estuvo por espacio de media hora en el escenario.

www.LaPrensaSalsera.com

511 Veces visitadas totales 511 Veces vista hoy