Noticias

Compay Segundo: la historia de un son cubano


Francisco Repilado, más conocido como Compay Segundo, es el autor del tema musical Chan Chan. Este son tiene una curiosa historia que mezcla realidad y ficción. Se dice que la melodía vino al autor durante un sueño, pero la letra está inspirada en un amor real.

En el pueblo minero de Siboney, Santiago de Cuba, donde habitó Compay sus primeros años de vida, existió una pareja conocida como Juanica y Chan Chan. Los jóvenes se querían y deseaban sellar su amor con un matrimonio oficial, pero eran muy humildes.

Chan Chan no tenía recursos suficientes para comprarse una casa. Así que Juanica decidió apoyarlo, trabajarían juntos para construir el hogar con sus propios esfuerzos, usando lo que la naturaleza ponía a disposición de todos.

La canción narra cómo Juanica y Chan Chan iban al mar a cernir arena. Se suele pensar que era para usarla como material de construcción, pero la arena del mar directamente no es apta para construir. Por eso lo más probable es que usaran el jibe para buscar oro.

El lavado de arena para encontrar pequeñas pepitas de oro todavía se realiza en distintas regiones del Caribe. Fue el método usado en la primera etapa de conquista española, tanto en los ríos como en las desembocaduras de estos en las playas.

Entre el agua, las poses de Juanica y las soledades de la costa, a Chan Chan cada vez se le hacía más complejo resistirse a la belleza de su prometida y conservar intacto el deseo hasta la noche de bodas.

De ahí aquello de que se le saliera la babita de pasión, que tantas lecturas ha tenido. Chan Chan se avergonzaba, sentía pena y se apartaba a un lado del camino cuando veía a Juanica lavar la arena en el mar.

Alguna que otra persona habrá sido testigo de aquel amor y hasta los oídos de Compay llegó la anécdota. Actualmente el tema conocido como Chan Chan, es una obra imprescindible de la música cubana.

En la época en que Francisco Repilado comenzó su carrera profesional era muy común que los músicos fueran de pueblo en pueblo, de fiesta en fiesta, cantando sus sones, guarachas y boleros. Quizás por eso Compay terminó contando en esta canción también un periplo inolvidable: “de Alto Cedro voy para Marcané, llego a Cueto, voy para Mayarí”.

Este tema musical fue compuesto en 1984 y ha sido grabado en múltiples ocasiones por artistas cubanos y foráneos. En una entrevista realizada a Francisco Repilado el músico confesó que:

«Yo no compuse Chan Chan; la soñé. Sueño con la música. A veces me despierto con una melodía en la cabeza, oigo los instrumentos, todo muy clarito. Me asomo al balcón y no veo a nadie, pero la escucho como si estuvieran tocando en la calle. No sé lo que será. Un día me levanté escuchando esas cuatro noticas sensibles, les puse una letra inspirándome en un cuento infantil de cuando yo era niño, Juanica y Chan Chan y ya ves, ahora se canta en todo el mundo».

Máximo Francisco Repilado Muñoz nació el 18 de noviembre de 1907 en Santiago de Cuba y murió en La Habana, el 14 de julio del 2003. Es uno de los músicos cubanos más famosos nacional e internacionalmente.

www.LaPrensaSalsera.com

201 Veces visitadas totales 3 Veces vista hoy