lavoe Noticias

El sueño musical de Joseph Amado (@AmadoLaVoz): Lavoe Sinfónico


Muchos, casi una década, han sido los años transcurridos hasta el 21 y 22 de Octubre de 2016 cuando, en un espectáculo sin precedentes y con boletería agotada, el sueño de un cantante con la particularidad de tener su timbre vocal similitudes con la del homenajeado, haya cubierto de gloria a nuestro género, la salsa.

Y entonces si algo hay que agradecer, es la perseverancia de Joseph Amado hasta materializar un espectáculo de tal envergadura y que estamos seguros permanecerá en la memoria colectiva de melómanos, coleccionistas, compiladores, músicos, productores, comunicadores,  bailadores, salseros todos, o no.

La espera transcurre con un collage sencillo de imágenes en la pantalla frontal que sirve para ocultar que todo en escena está listo y creo que la estrategia fue generar un poco de impaciencia en el público que efectivamente, poco a poco empezó a marcar la clave en clara solicitud de inicio del espectáculo. Oímos la introducción del coro, se encienden las luces y vemos a trasluz la presencia de quienes nos regalarán sus talentos durante dos horas de homenaje al cantante de los cantantes, pero no un tributo cualquiera sino sinfónico! Sube la pantalla y ya está sonando en tremenda combinación entre ambas orquestas, la de salsa y la sinfónica, “El rey de la puntualidad”. Con tal abreboca, ver y escuchar a Joseph Amado arranca no pocos aplausos de un público fiel seguidor de la trayectoria de “El cantante de los cantantes” Héctor Juan Pérez Martínez: Lavoe. “La gente quiere oír tu voz sonora, nosotros solo queremos que llegues a la hora!… Aquí están equivocados si se lo digo como un hermano, yo no soy quien llega tarde, ustedes llegan muy temprano…”

“Rompe saraguey” es el tema que sigue y da un poco de risa ver como la gente trata de contenerse en sus asientos cuando lo que quieren es tomar sus parejas y “echar un pie”. Tenemos una panorámica perfecta para monitorear todo el espectáculo. La Coral Nacional Juvenil Simón Bolívar bajo la dirección de María Gabriela Martínez, en acople magnánimo y perfecto, realiza una introducción que eriza la piel, de “Periódico de ayer”. Es de hacer notar que el público coreó todo el repertorio. Joseph hace un alto en el canto para agradecer la presencia: “Vinieron a pesar de la lluvia, a Ustedes no los para ni el agua” y yo lo escucho y pienso que es que somos como el homenajeado que cantaba hasta debajo del agua…

Unas palabras de Joseph muy sentidas, su agradecimiento es infinito tal como su talento y lo que de seguro vendrá para él, se pierde de vista. Agradece a Fundamusical, Fundación Teresa Carreño por apoyar su sueño que le costó unos diez años y que “al fin puedo pisar esta tarima” e interpreta un doble homenaje, a Héctor Lavoe y a su natal Puerto Rico con “Isla del Encanto” con bailarines en escena.

“Creí que eras distinta, creí que eras sincera…” El furor se apoderó de los presentes al escuchar uno de los varios boleros que permanecen en la memoria colectiva salsera. Disfrutamos durante la interpretación de Joseph Amado un performance de la Compañía Teresa Danza Contemporánea de “Amor de la Calle”. Se encienden 5 focos que nos muestran el nombre de Héctor Lavoe primero y Joseph Amado después. Igual número de letras en nombres y apellidos de ambos. Una coincidencia perfecta para el espectáculo.

En el escenario, se creó la atmósfera perfecta desde el principio con mesas, sillas, barra y bebidas… Nuevamente la coral nos envuelve tenue y fuerte a la vez para deleitarnos con “Emborráchame de amor”, la voz de Joseph, los danzantes, media luz y el coro de la audiencia confluyen en el ánimo y nos ponemos de pie, aplaudiendo el solo de piano de Jairo Gómez quien es arte y parte al regalarnos tan maravillosos arreglos puestos bajo la batuta del Director Christian Vásquez quien por cierto siempre ha comentado que le gusta la salsa y que escucha de todo. Chapeau para el maestro, Director Musical de  la Sinfónica de Stavanger hasta el 2019 según su reciente contrato.

Suena  “Bandolera” y la gente no puede evitar ponerse de pie, bailar y aplaudir. Joseph saluda a los abuelos presentes y les regala su interpretación de “Consejo de oro” tema acompañado casi de principio a fin por las palmas del público y se retira de escena. Intermedio. Luego suena el clásico intro de trombón de “La murga” con dos instrumentistas unidos por la música, Kerelitg Pérez y Adrián Suárez quienes entran desde el público acompañados de bailarines hasta subir al escenario donde se destaca Adrián con un sabroso solo con su particular estilo.

Retoma Joseph Amado la tertulia para crear ambiente y dedicar el siguiente tema a su abuelo y al mismísimo Héctor Lavoe: “Ausencia”: “Ha terminado otro capítulo en mi vida la mujer que amaba hoy se me fue …  No importa tu ausencia te sigo esperando… Eh, yo vi llorar a un hombre ante un espejo por un amor que le negara el cielo y asombrado me dio un escalofrío 
al ver en el espejo el rostro mío”. 
Podría asegurar que este bolero sobrepasó las expectativas de todos, cantamos de principio a fin y se generó una atmósfera muy especial que culminó con una ovación de pie.

Seguimos en la onda de los grandes boleros que inmortalizó Héctor, “Escándalo”: “…No hagas caso de la gente sigue la corriente y quiéreme más, que si esto es escandaloso es mas vergonzoso no saber amar” El solo de Rafael Rey hace que el silencio se apodere de la sala y nos deleitemos hasta que naturalmente empezamos a aplaudir.

Ya para ese momento, la emoción era mucha para Joseph y tenía que canalizarla con palabras “Un enorme placer para todos los que estamos aquí, agradecemos su presencia, es un honor! Por allí está mi hijo, no tengo los lentes y no te veo hijo pero quiero que veas que esto es un ejemplo que los sueños pueden lograrse, siempre con Dios por delante”, sube su hijo Sebastián y también le dicen que su hija está allí y se emociona más hasta quebrarse su voz, ya con sus hijos en el escenario les dice que los sueños se hacen realidad y Sebastián dice comprometido como su papá ¡Viva la Salsa! Con la risa colectiva y un merecido aplauso ante la imagen familiar.

Suenan los tambores Batá Yoruba con Braylon Gallardo, Carlos Plater y Yobran Bravo como introducción a la voz de Israel Gallardo con un canto de antesala a uno de los temas más emblemáticos del repertorio del cantante de los cantantes “Aguanilé” Todos saltamos de nuestros asientos tras escuchar la coral y pide al bongosero de su orquesta  Orlando Villegas “Orlandito , mete mano en el bongó!”. La Orquesta Son Colón le ha acompañado durante 4 años ya de la mano de su director el pailero Wilmer Navas. A estas alturas del tema participa la compañía de danza contemporánea y hasta los integrantes de la coral bailan. Joseph canta “Aguanilé, pa’ rociarle a las muchachas, que vivan las mujeres venezolanas” mientras, las palmas acompañan, y el baile frente a nuestros asientos también acompañan hasta el final del tema. Lo que si extrañamos entre amigos fue el solo de timbal del tema pero de inmediato pensamos que seguramente se guarda para “Timbalero”, lo cual adelantamos, efectivamente ocurre. Sin pausa se deja escuchar “La calle es una selva de cemento…” y el público corea “Juanito Alimaña hasta que finaliza la canción.

Se van escuchando las voces de la coral “in crescendo” mientras el intérprete va comentando que sin “Él” nada de esto ocurriría, un buen mensaje que se resume palabras más, palabras menos, que seamos buenos en esta vida y un magnífico efecto de luces sobre la fisonomía de Joseph Amado para saber a quien se refiere: “El Todopoderoso” y no se a los demás pero a mí el mambo sinfónico me dejó sin habla!

Otro de los grandes temas que no puede dejarse pasar en ningún homenaje es “Timbalero” donde por momentos el coro del público llegó a arropar a todos en escena lo que da señales de la complacencia de los presentes. “Entren que caben 100…”, un solo de tumbadoras de Rodolfo Escolante luego, por supuesto, el solo de timbal y cuando se escucha el clásico “… y me voy pa’ Katanga…” la verdad es que nadie se fue a ningún lado porque ya formamos parte protagónica de Lavoe Sinfónico.

La mano de Erick “El Pollo” Simonato se aprecia en la producción ejecutiva del espectáculo, una gran gala donde no escatimó en detalles que aun minimalistas, hicieron la diferencia.

Se siente el sabor a despedida cuando Joseph Amado inicia sus agradecimientos. Inicia con los medios de comunicación, A la dirección del teatro, Fundamusical… Y precisa que “no puede haber un homenaje sin este tema: El cantante”. Un público de pie recita de arriba a abajo y disfruta de un solo de trompeta a cargo de Rafael Rey, además resaltan los violines y coros. Luego del tema, y el público se carga de adrenalina (más todavía), Joseph recuerda sus redes sociales  y bromea con el maestro Christian Vásquez que voltee para que lo busquen en sus redes también. Anuncia entonces que “Todo tiene su final” y ya no tomamos asiento más. Es ovacionado y agradece por regalarle nosotros a él “dos funciones totalmente llenas en la sala Ríos Reyna!, gracias por esta noche tan maravillosa. Gracias Venezuela!”

Al final del tema, el público efervescente permanece de pie y ya pide “otra, otra, otra”. Se retiran Joseph y el maestro Vásquez y regresan para que suene inevitablemente “Mi gente”, aparecen en las pantallas posteriores las banderas de Puerto Rico y Venezuela, pide que graben con sus celulares que lo posteen en sus redes sociales mientras repetimos el coro “alalala, la la la” y pide que muevan los brazos de lado a lado.

Joseph Amado, ese cantante que acaba de cumplir un sueño dos días seguidos, no puede ocultar su emoción “Muchísimas Gracias!”. Las orquestas Son Colón y la Sinfónica Teresa Carreño, se mantienen tocando lo que aprovecha Joseph para presentar a las muchas personas que contribuyeron con sus talentos para que ocurriera “Lavoe Sinfónico”: Bailarines, Hermanos Gallardo, La Compañía Teresa Danza Contemporánea, Jairo Gómez con sus magníficos arreglos, trombón invitado Adrián Suárez, la trompeta de Rafael Rey, la Orquesta Son Colón, los cantantes Frederman Franco y Mauricio Marín, La Coral Juvenil Simón Bolívar, La Orquesta Sinfónica Teresa Carreño, su director el maestro Christian Vásquez, Erick “El pollo” Simonato, Amarú Producciones, su Jefe de Prensa Kerrwigt Pérez, Jorge Redondo “Mosquito” en la dirección técnica, iluminación, sonido… “Gracias a todos ustedes, se les quiere, será hasta una próxima oportunidad!”

Un público que lo dio todo ha sido la garantía del éxito de tan impactante como arriesgada propuesta. Más allá de nostalgias, remembranzas personales y amor a la salsa, el público se llevó un regalo musical que les recuerda que la salsa siempre vendrá por sus fueros y cuando algunos detractores piensen que va a fenecer, viene alguien y la rescata. Joseph: Gracias!

Es bueno culminar esta nota con una frase de “El cantante de los cantantes”, “La voz”, “El jíbaro de Machuelito”, “el hombre que canta hasta debajo del agua”, “El rey de la puntualidad”: “Es chévere ser grande, pero más grande es ser chévere”

 Joseph, puedes darte por bien pagado, porque todo te quedó bien chévere!

Viva el gran Héctor Lavoe! Viva la Salsa! Y Viva Joseph Amado con su idea, sueño y gran espectáculo: Lavoe Sinfónico!

www.LaPrensaSalsera.com

1262 Veces visitadas totales 1259 Veces vista hoy