luisenrique Blog: Luis Enrique

.@LuisEnrique: “¿Cómo llego a ser un cantante famoso?”


Sin temor a equivocarme, esta es la pregunta que mucho talento joven se hace cuando apenas comienza su despertar artístico. También, no sé si lo han notado, es una de las primeras que algunos periodistas de farándula hacen a los músicos famosos.

Pero, ¿cuál debería ser su respuesta? Para poderla contestar habría que definir primero qué es ser CANTANTE, no obstante, no entraré en tanto detalle en cuanto a resumir qué determina si un cantante es bueno o no, porque podríamos pasar unos cuantos días en este debate. Además, como casi todo, cada quien tendrá su propia opinión al respecto ya que a veces la excelencia de un artista, principalmente un cantante, termina siendo evaluada como una cuestión de gusto y no en referencia a cuán preparado(a) está o cuan talentoso(a) sea.

Yo trataré de responderla con una anécdota que viví hace un par de años, justo después de terminar un show. En esa ocasión se me acercó un chico y me dijo que deseaba hacerme una consulta importante. Le dije que con mucho gusto lo atendería después que terminara de firmarle autógrafos a la gente que estaba esperando.

Cuando finalicé, le pedí que pasara al camerino, nos saludamos y bueno, para no hacerles largo el cuento, su pregunta fue el título de esta publicación: “¿Cómo puedo llegar a ser un cantante famoso? Y… ¡qué difícil me la puso! Les juro que he respondido esto de miles de formas, siempre intentando ser cordial, educado y rebuscando las palabras para que el otro no se sienta perdido y mucho menos ofendido. Al final, solo trato de compartir de la mejor manera mi experiencia y lo que me ha funcionado durante mi carrera.

Le pregunté si él cantaba, si creía tener voz y en especial si había tomado clases de canto. Él me dijo que sí cantaba y que muchos de sus amigos y familiares le decían que era excelente. Mi temor era que me pidiera escucharlo y que sucediera lo que ya muchas veces me ha sucedido, que no tuviera ese talento que se busca en la música y yo me viera obligado a callarme lo que verdaderamente pensaba.

Antes de que eso sucediera, le volví a preguntar si estudiaba canto. Él me dijo que no, entonces pensé que esa era mi salida fácil diciéndole la verdad:

“Estudia canto, prepárate porque la competencia en la calle está dura. Esta carrera demanda mucho de uno, sobre todo enfoque y mucha, mucha disciplina. Estoy seguro que si tienes el talento que dices tener llegarás a donde tu desees.”

Que iluso fui al pensar que de verdad le había dado una respuesta que le podría ayudar.

Me dispuse a despedirme y él me dijo: “no, espere señor Luis Enrique, creo que no me ha entendido…” Yo le respondí con una duda“¿cómo así?” A lo que él contestó; “¡es que lo mío es la música urbana!

Entonces sin tener que pensarlo mucho le dije:

“Hermano, no tengo nada en contra de la música urbana, al contrario, la escucho, así como escucho música de todo tipo. Sea cual sea la disciplina que tú escojas del arte, te recomiendo que trabajes para exactamente hacer eso y hacerlo excepcionalmente. Es decir, hacer ARTE.

Encuentra tu propia identidad, tu propia voz. No te dejes llevar por las tendencias porque eso pasa. Esfuérzate por encontrar tu propio estilo porque jamás pasará de moda el trabajo que marca pauta, que abre brecha y deja un legado. Eso es lo que debes buscar. Puede que pasen mil años y tu música seguirá causando la misma sensación como cuando se lanzó por primera vez. Esfuérzate en el ARTE de hacer música; si quieres cantar toma clases de canto, si quieres tocar un instrumento estúdialo. Vive por aprender más y más y verás que sea urbano, salsa, pop, jazz lo que tú desees, si de verdad te esfuerzas y lo llevas en tu ser, llegarás a ser alguien importante.”

Y como si se tratase de una lección de escuela, continué:

“¿Sabes lo que es la suerte? Es el encuentro de la oportunidad con la preparación. La fama es una consecuencia del trabajo. Uno no hace esto por ser famoso, uno lo hace porque ama esta carrera, este regalo de poder hacer música y compartirla con el mundo. ¿Sabes cuántos amigos tengo que no son famosos? Y por no serlo, no dejan de ser grandes artistas, están aportando mucho desde cualquiera que sea su escenario.

En su cara pude ver que quizás algunos de mis mensajes hicieron sentido, pero creo que otros no. Nos despedimos y le deseé lo mejor. Desde ese día he reflexionado mucho sobre nuestra profesión y el sacrificio y esfuerzo que ha significado para muchos artistas llegar hasta donde están.

A muchos artistas, por supuesto yo incluido, nos ha caracterizado algo en particular: hemos trabajado duro y sabido buscar los medios idóneos para convencer a nuestros públicos que nuestra propuesta, nuestra música, vale la pena escuchar y por ende apoyar. Como dije, la fama no es un fin en sí mismo sino el resultado de todo un proceso de mucho sacrificio. Entonces, si alguien quiere ser famoso, primero tiene que ser un gran artista. Y luego tiene que mostrar un producto musical bien hecho, a partir del talento desarrollado.

Por eso, yo creo que para ejercer esta carrera es necesario tener conocimiento, estudio, dedicación y respeto por el arte. Hay muchos que ya nacen con un talento excepcional y se dedican a perfeccionar lo que naturalmente traen. Hay otros que no tienen ni la mitad de ese talento pero son tan disciplinados y enfocados que logran tener una carrera haciendo lo que aman.

Y es que la fama no es solo llegar a que te conozcan, es mantenerte durante mucho tiempo llevándoles emoción a través de tu música a muchas personas. A eso apuesto yo. (Fuente: luisenriquemusic.com)

Abrazos,

cantante famoso

3186 Veces visitadas totales 3186 Veces vista hoy