Orquesta Los Sopranos. Foto: Milangela Galea. Noticias

.@Orq_LosSopranos de Angel Peña (@angedupema): nueve años de Salsa!


      Los cumpleaños son fáciles de celebrar. Más cuando se celebra el esfuerzo, la constancia, la preparación sostenida y la consolidación de una idea surgida un día cualquiera en la oficina de Miguel Méndez quien al igual que yo, acompañamos incondicionalmente un proyecto que sabíamos que llegaría lejos. Y lo que falta.

      Llegamos casi que de primeros a la sala Teatrex El Bosque, tanto en el lobby como en la terraza se respira un aire bohemio que acompaña agradablemente la espera. “Ciclo y aparte” es la iniciativa que contribuyó a esta alegre y celebrativa reunión donde amigos, familiares, gente de prensa y curiosos salseros disfrutamos de principio a fin esta velada.

      Dan paso a la sala y tan solo esperamos a que entren los integrantes de la orquesta quienes van pasando a escena mientras nos contagia el buen Dj Aquiles Rengifo “Aquilín” que sonó buena música, poniendo al público en ambiente para ir recibiendo uno a uno los músicos que se van integrando.

      Entra desde atrás y entre el público, el Director y trumpetman Angel Peña “Angelito” con un solo que da paso a un magnífico intro para iniciar así su repertorio y “Comenzó la fiesta”, el tema con que abren cada una de sus presentaciones. Gonzalo Díaz, líder vocal, interactúa con el público e invitando con el coro a cada caballero en la sala “Sácala tu a bailar que ella no baila sola” donde suena el primer solo de piano con “el que parece que no, pero si” Mario Pazmiño.

      Esta es una celebración entre amigos, todos protagonistas en la grabación del DVD 9º Aniversario de la Orquesta Los Sopranos. Antes de disfrutar de más música, se nos advierte que están grabando y que antes de cada tema tendrá que subir el director de la grabación de esta fiesta, quien hará el conteo de las tomas y sonará la claqueta, cosa seria que con el pasar de cada tema musical se fue convirtiendo en una cómplice broma entre todos los presentes pues cada vez que aparecía el público gritaba el número de la toma e incluso en una ocasión le corregimos con una sonora carcajada colectiva.

      Los Sopranos se “cocina” en las oficinas de Miguel Méndez, compositor y productor a quien Angelito le formuló la idea de organizar su propia banda. Eso lo cuenta el propio Miguel en el escenario como primer invitado especial, presenta su composición “Musiqueando” y arranca la orquesta con el tema homónimo de su primera placa discográfica.

      La vedad es que apenas iniciando esta gala, ya se respira orgullo entre quienes hemos sido partícipes de una manera u otra en la trayectoria recorrida por la orquesta. Evolución en la sonoridad y siempre con el norte de hacer salsa para el bailador.

      Resultó una agradable sorpresa la intervención del rapero Bostas Brain luego de la breve disertación de Gonzalo quien excelentemente aprecia la incursión de géneros foráneos entre la población juvenil y la necesidad de convocarles musicalmente en fusiones  que permitan un acercamiento de la juventud a la salsa. Se destaca Aaron Cabrera, el benjamín de la orquesta con un breve solo de trombón. Dejan al rapero dueño de la escena para presentar su promocional, tiempo que aprovechan Los Sopranos para un cambio de vestuario ya cada quien con outfits a su “style”, luego la claqueta: “clac” y ¡Oh, sorpresa!, se cuela un medley con la salsa más pura de los ’70 y pico, con “La temperatura”, “Las tumbas” y ya los presentes no pudieron resistirse y de pie acompañan a Los Sopranos con sus voces, sus palmas y sus pies!

      Algunos más osados agarran sus parejas y bailan en las escaleras. Suena “Rebelión” y se unen más bailadores a la improvisada pista de escalones, dando paso más tarde a un homenaje musical a quien versionara tan emblemático tema y recientemente partiera a la orquesta celestial Don Quique Lucca “Hay fuego en el 23, en el 23”. Con los ánimos encendidos se escucha en la voz de Gonzalo “Bulla, bulla, bulla” y su grito personal: “Se prendió”.

      A la calladita y durante todo el concierto, Maikel Hernández, bajista y de los fundadores de la orquesta, va haciendo su trabajo marcando y vibrando en la armonía.

      El ambiente se sentía perfecto para disfrutar del tema “Bochinche de Soneros”, un homenaje a los bravos salseros de siempre y en el que un serísimo (como siempre) Mario Pazmiño, destacó en un magnífico solo de piano que arrancó del público no pocos aplausos de pie quienes naturalmente sonaron la clave cuando vieron venir el mambo otra vez! Un breve solo de Néstor García “Nestico” en las tumbadoras quien pone su toque para marcar el regreso al soneo por parte de Marcos Monges, voz y coros de la orquesta.

      Sube a la tarima el de la claqueta y Angel solicita hacerlo él, todos reímos con “Toma 5, acción” y entra sorpresivamente Manuel Moreno Director del Grupo Herencia, con su tambor y nos puso a patarrumbear con ese tremendo intro a “Mi sombrero de yarey”. El sonido a tambor afrovenezolano permanece a lo largo del tema, dejándose colar hasta tomar protagonismo en escena con gente osada que no aguantaron y se subieron a la tarima a bailar los tambores de la costa. “Tamborero dale al cuero” le animaba Gonzalo Díaz y al terminar el tema nos recordó “Y si les gustó, aplaudan por favor”.

      Nuevamente todos los presentes vacilamos al de la claqueta quien se equivoca y le corregimos el número de la toma que no era “5” sino “6”. Gonzalo no solo es cantante sino animador y convierte el escenario en sabrosa tertulia acerca de la invasión de ritmos nuevos entre la juventud y que a su parecer, sabe de una única joven que sonea de verdad “Con ustedes (o sea, nosotros, el público) la Srta. Veruska Verdú.

      Suena su versión de “Dos Jueyes”. Veruska Verdú.  Veruska Verdú. Es un nombre que repito en mi mente mientras escribo porque me digo mientras la oigo sonear “pero yo sigo mi rumba con Los Sopranos aquí”, que no hay que perderle la pista. Con el coro “Tíralo para el agua, tíralo” se contagia el público que acompaña a la orquesta y Veruska aprovecha para improvisar. Qué swing tiene esta chica, creo que a todos los presentes nos atrapa con su fuerza y versatilidad, una presencia escénica arrolladora y por lo que podemos asegurar que el futuro de éxitos está para ella a la vuelta de la esquina. Y la Orquesta Los Sopranos la tiene de invitada especial también en los coros. Un lujo para ella y viceversa!

      A estas alturas del espectáculo ya todos, sin duda, estamos sopranizados! Y si se creía que faltaba algo por hacer, la orquesta ya lo ha hecho con “Si quieres ser” un delicioso acercamiento a la salsa romántica: “si quieres ser princesa, llegó la oportunidad” en una demostración que la orquesta es más que salsa brava y rumbera.

      Luego de la claqueta y la toma no sabemos cuál, hacen una improvisación jocosa invitando a los que tienen celulares que tomen fotos, hagan videítos y después “publícala en el Facebook, súbela en youtube” para sonar entonces el tema del que toma nombre su segunda producción discográfica “Cada quien” mientras suena el coro “cada quien tiene su estilo de bailar…” Gonzalo pide la clave y el público hace la clave y bailan sabroso frente a sus asientos.      Entre el público, familiares y amigos yo veo dos hermosas personas que apoyan a Aaron en cada presentación de la orquesta: su papá y su mamá que dicho sea de paso, está claro que no bailan por obligación!

      Para este momento Gonzalo hace el comentario inesperado mientras escribo esta nota de los acontecimientos en pleno desarrollo. Unas palabras para “nuestra eterna maestra” que les ha acompañado con dos temas de su autoría en las producciones de Los Sopranos: esta servidora. No puedo emocionarme menos si efectivamente les reitero mi apoyo incondicional. Gracias mis muchachos!

      Suena el cumpleaños y piden que subamos los invitados y amigos mientras aparece la incondicional Rusbelys Gallardo con una torta que probamos una vez finalizado el concierto. Cumpleaños feliz, apagan las velitas, besos, felicitaciones y abrazos y suena a lo lejos un entrañable solo de trompeta. Es otro de los incondicionales de la banda: Javier Vivas “El Amarillo”. Escucharlo despierta admiración y me hace recordar que la salsa existe y permanece porque tenemos grandes músicos, estudiosos de sus instrumentos y que nos regalan su talento para beneficio del género que hoy nos convoca. Viva la salsa!

      Con ese gran solo de El Amarillo aparece el tema despedida de la sesión, “Atención” donde disfrutamos de los solos de las tumbadoras de Néstor García y de Derwyn Barazarte en las pailas.

      Aplaudimos de pie. Muchos proyectos se vienen luego de este concierto.

      Agradecemos esta gran iniciativa de Teatrex El Bosque y su “Ciclo y aparte” por enaltecer al talento nacional. Y también a los de “la espirituosa” patrocinante del evento.

No podemos cerrar esta nota sin desear a La Orquesta Los Sopranos FELIZ CUMPLEAÑOS y estaremos desde ya, esperando la invitación para soplar las 10 velitas en 2017, una nueva producción, la internacionalización pues ya es hora! y muchas sorpresas más!

Ah! Y si te gusta la salsa: ¡SOPRANÍZATE!

www.LaPrensaSalsera.com

529 Veces visitadas totales 529 Veces vista hoy