Richie Bastar Noticias

Richie, el percusionista con linaje y sello Bastar


Cartagena – Colombia | El Universal |.- Richie Bastar, el percusionista neoyorquino que en mayo próximo estará cumpliendo 15 años de pertenecer a la prestigiosa agrupación el Gran Combo de Puerto Rico, estuvo en Cartagena por varios días. Compartió, con amigos de la salsa, la experiencia de su exitosa vida musical.

Nació en el seno de una familia donde la música y el baile eran el pan de cada día. Su abuela, Eugenia Ramos (q.e.p.d.), fue una destacada bailarina y percusionista en la década de los 30 y 40 con un grupo femenino en la Isla del Encanto.

“Kako” fue el legendario timbalero de las Estrellas Alegre, agrupación precursora del movimiento musical que se gestó en Nueva York, y que luego se deriva bajo el nombre: salsa.
También, con su agrupación propia de nombre El Trabuco, Kako Bastar escribió su nombre en el ámbito de la salsa y se convirtió en uno de los percusionitas más connotados en este género.

Linaje musical

Richie Bastar, como hijo de una leyenda de la percusión, quiere escribir su propia historia en la música latina.

Nació en Nueva York, pero sus raíces puertorriqueñas son mas fuertes gracias a su linaje musical.

Cuenta Richie que lo más maravilloso que le ha pasado en su vida es haber ingresado al Gran Combo de Puerto Rico, la Universidad de la Salsa. Eso ocurrió un 5 de mayo de 1999, hace 14 años.

“Me siento bendecido por Dios, tras haber llegado al Gran Combo. Es lo más grande que me ha podido pasar en mi vida. Al Gran Combo lo comparo con los Yanquis de Nueva York, mi equipo favorito. Con los Rolling Stones o los Beatles”, dijo Richie.

Según él, su nombre siempre estuvo sonando para ingresar a la Universidad de la Salsa desde que era muy jovencito, pues Rafael Ithier, su director y fundador, era gran amigo de su padre “Kako” y lo vio crecer desde niño.
“La primera vez que mi nombre sonó para el Gran Combo fue cuando se produjo la salida de Miguel ‘Rubio’ Marrero”. Este timbalero apodado el Rubio se hizo famoso por su solo de timbal en el tema Un  verano en Nueva York, en el que Andy Montañez dice: “juega Rubio”.

El tiempo pasó. Le llegó la oportunidad que cambió su vida después de que emprendiera una carrera exitosa como percusionista en varias orquestas y de cantantes, considerados grandes ligas en la salsa, como el caso de Johny Pacheco, Pete “Conde” Rodríguez, Hermanos Lebrón, Santiago Cerón, Orquesta Fascinación (fue fundador), la Perfecta Combinación, Tony Vega y Tito Nieves, entre otros.

Su llegada al Gran Combo

Richie estaba tocando con Tito Nieves en ese entonces. Un día de enero de 1999 recibió una llamada de Freddy Rivera, el bajista del Gran Combo, quien dijo que Rafael Ithier estaba preguntando por él, puesto que el bongocero de esa orquesta no iba más, y el candidato número uno era Bastar.

El mismo Rafael Ithier llamó a Richie después para confirmarle su deseo de que fuera parte de la familia del Gran Combo.

“Quiero que seas parte del Combo, así que habla con tu esposa porque si ella no está de acuerdo esto no funcionará”, le advirtió Ithier a Richie. Este último le contestó:“¿Cuándo empiezo, Rafa?”.

Su interlocutor le respondió que lo llamara después de volvieran de una gira que iban a emprender aquí en Colombia, para la cual llevaban a Michi como bongocero temporal.

“Quedé como shock”, dijo Richie, luego de recibir la noticia. Como es un gran profesional, que siempre quiere dejar las puertas abiertas, le comunicó lo sucedido a Tito Nieves, quien en un gesto de caballerosidad, le dio la bendición.

Una vez terminado el itinerario de concierto del Gran Combo, Richie llamó un martes a Rafa Ithier, tal y como habían acordado. Éste le dio un nuevo plazo. “Ahora vamos para Venezuela. Después que regresemos, tú me llamas y yo te llamo”.

Narra Richie que en ese son pasaron tres meses y todavía no se concretaba su paso al Gran Combo. La noticia se había regado como pólvora en Nueva York y sus campañeros hasta le hacían bromas. El mismo Tito Nieves le decía: “Ajá, Richie, cuándo te vas para el Gran Combo. Tú te tienes que ir porque te estamos haciendo una promoción…”.

El lunes 3 de mayo Richie vuelve a llamar a Ithier. “Maestro, ¿Cuándo empiezo?”. “¿Dónde tú estás?”, contesta. “En Nueva York”. “Empiezas esta semana”, replicó finalmente Rafael Ithier.

Y así fue. Bastar llegó a Puerto Rico el miércoles 5 de mayo de 1999. Se instaló en el hotel y luego llamó para avisar su llegada a la isla.

“Pensaba que comenzaría un viernes o el fin de semana, pero al llamar a Ithier me preguntó: ‘¿Oye tú tienes un traje negro?’. Le dije que sí. ‘Entonces vente para Caguas que vamos hacer una cosa en televisión. Ponte de acuerdo con Papo Rosario’, me indicó”.

Eso lo tomó fuera de base porque todavía no había ensayado con la agrupación y no conocía el repertorio. Después de coordinar con Papo Rosario, un Richie Bastar muy nervioso llegó al programa para debutar en vivo con el Gran Combo.

Recuerda que nunca se le va a olvidar el primer tema que tocó ese día: Que me lo den en vida, del compositor Mike Amadeo.

Antes de comenzar el tema Ithier le dijo a Richie: “si por cualquier cosa fallas, coge un avión y no mires para atrás”.  (Ernesto Armenteros/Diario El Universal de Colombia)

www.LaPrensaSalsera.com

1991 Veces visitadas totales 1989 Veces vista hoy