Noticias

“Viera Discos” se queda en su local de Santurce hasta marzo de 2016


La tienda especializada en música Viera Discos podrá permanecer en el local que ocupa actualmente hasta marzo de 2016, luego que los propietarios del establecimiento comercial y los del edificio llegaran a un acuerdo judicial ayer, lunes, ante la jueza Myrna Esther Ayala Díaz, del Centro Judicial de Hato Rey.

Según explicó Richie Viera, dueño de la tienda también conocido como “La Casa del Coleccionista”, el acuerdo alcanzado en la Sala 904 les permite quedarse en el espacio que ocupan en el edificio 909 de la avenida Fernández Juncos, en San Juan, hasta el 31 de marzo del próximo año a cambio de una mensualidad de $1,000 pagaderos los días 5 de cada mes.

“A la larga prevalecimos, nos quedamos hasta el 31 de marzo de 2016. Si me puedo mudar antes, me mudo. Tenemos que pagarles $1,000 mensuales”, indicó Viera en entrevista con este medio.

“Me siento tranquilo y orgulloso por el respaldo masivo que hemos tenido. Ahora tengo que ver a dónde me voy a mudar. Nos gustaría quedarnos en San Juan”, agregó el musicólogo.

La noticia del cierre de la tienda tomó prominencia la pasada semana cuando Viera anunció a través de un comunicado de prensa que podrían ser echados a la calle ayer, lunes, debido a que pesaba una orden de desahucio en su contra. En ese mismo comunicado, anunció que todo el inventario de la tienda lo pondría a mitad de precio. Esta oferta aún está en pie, dijo Viera.

Al hablar del desahucio, el empresario contó que el edificio fue adquirido por la firma de inversiones Puerto Rico Island Holdings el pasado 27 de junio en una transacción con el banco Scotiabank que catalogó de “altamente sospechosa”.

“Este es un asunto muy raro porque, pues esto está pasando mucho en Puerto Rico. Se están dando unas compra-ventas extrañas, ocultas. Pero cuando la gente que practica esto lo hace por listería y ese tipo de cosas con edificios vacíos, nadie se entera. El problema es que aquí había una gente, el problema es que somos nosotros y entre todos hay como 200 a 300,000 soldados que defienden el patrimonio de lo que ellos entienden que es la música latina”, declaró Viera el pasado viernes durante una visita de este medio a su tienda.

La llamada “Catedral de la Música Latina”, bautizada así porque ubica en lo que fuera una iglesia episcopal, es conocida por ser refugio de coleccionistas, expertos y músicos puertorriqueños e internacionales, que llegan hasta allí para buscar tesoros poco conocidos y para conversar con otros amantes de la música. Igualmente, acuden personas que buscan información para hacer investigaciones para grados universitarios y para publicaciones.

Viera estima que en la tienda hay una colección de más 180,000 unidades de discos en pasta, además de libros, instrumentos y cuadros, entre otras cosas.

El establecimiento comercial abrió sus puertas por primera vez hace 60 años en la ciudad de Nueva York. Posteriormente, se mudaron a la Isla convertidos en distribuidores de música bajo el nombre de “Viera One Stop”. Luego, fue “Viera Discos, la Casa del Coleccionista”. Este negocio estuvo ubicado en varios locales en la Parada 15 por muchos años, hasta que se mudó al espacio que ocupan en la actualidad.

Viera pondera demandar

El dueño de la tienda, que comparte la titularidad con su padre, Rafael Viera, puntualizó que se reunirá con su abogado, el licenciado Juan Saavedra Castro, para discutir si procede legalmente en contra de Scotiabank y Puerto Rico Island Holdings por la manera en que se manejó la venta del edificio.

“Nosotros le hicimos una oferta de $150,000 a Scotiabank por el edificio. El banco dice que no, que mínimo va a recibir $280,000 porque ellos entienden que cuesta casi medio millón y que trajera financiamiento. Nosotros les ofrecimos $10,000 más. No pasa nada, y volvemos a hacerle la oferta, y en el transcurso de la tercera oferta, aparecen unos compradores de la nada diciendo que son los dueños. Llegan sin escritura ni nada y nos dicen que nos venden en $70,000”, declaró Viera.

Una vez Viera le hace la oferta de $70,000 a los compradores que llegaron de parte de la compañía LV Realty, representado por Jorge De Llovio, les contestaron que no podían aceptar esa oferta porque era muy baja.

“Ellos me dijeron que no porque este edificio tenían un valor de $460,000. Ellos lo que querían era que nosotros hiciéramos una oferta, para saber quién era yo y poder pedir el desahucio”, acotó Viera.

El dueño de Viera Discos indicó que durante la vista de desahucio se enteró que la propiedad fue vendida a Puerto Rico Island Holdings, una compañía que se incorporó dos días antes de la compra, por $100,000 y que uno de los funcionarios de Scotiabank, a quien identificó como Alfredo Sacarello Vigoreaux, aceptó en la escritura de compra venta que no habían recibido una oferta mayor a $100,000.

“Aquí a todas luces se ve que había algo que no está bien. ¿Por qué no aceptaron mi oferta cuando yo estoy enclavado aquí?”, cuestionó.

Por su parte, Pedro Sepúlveda, de Puerto Rico Island Holdings, explicó que la intención de su compañía nunca ha sido sacar a Viera Discos y que intentaron negociar con sus dueños. Asimismo, negó que hubiera algo ilegal en la transacción de compra venta y que le hubieran pedido a Viera que hiciera una oferta por $70,000.

“Nosotros no queremos sacarlo. El individuo no quiere negociar, es un cliente difícil. De hecho, a orden de desahucio era para el 31 de octubre pasado y nosotros no la quisimos ejecutar”, dijo Sepúlveda en una entrevista realizada el viernes.

“A nosotros nos gustaría llegar a un acuerdo con él. De veras”, agregó Sepúlveda antes de que se supiera el resultado de la vista del lunes. (Por Sara Del Valle Hernández/ Primer Hora)

470 Veces visitadas totales 2 Veces vista hoy