Connect with us

Published

on

Sin pretensión y defendiendo el goce por el goce, se cumplen tres años de la primera edición del Diccionario Salsero que llegó a manos de algunos cantantes y compositores que figuran en sus páginas. El colectivo prepara una nueva entrega de este libro y planea expandir los significados, hasta llegar a otras plataformas.

Suele decirse que la música es un lenguaje universal. Quizás, sea una idea que deviene del sonido y de la reacción que genera en el cuerpo un instrumento; pero al permitirse hilar entre música y personas, es fácil encontrar una parte de uno mismo en una canción, bien sea en una situación que narra el cantante y vivimos, o un mensaje con las palabras exactas para definir lo que sentimos antes. Esa, quizás, sea una de las bondades de la música: traducir lo innombrable y ser un puente entre corazones.

Sin embargo, hay muchas cosas que por más que cantemos, no terminamos de comprender, bien sea porque estén en clave o porque su raíz es distinta, lejana y requiere de una proximidad particular para descubrirla. Ese es el caso de la Salsa. Hay palabras que solo caben en los pregones y que todos hemos cantado alguna vez, sin saber realmente a qué se referían. Lavoe, Rivera, Roena y muchos otros maestros de la salsa se quedaron en nuestra memoria por sus canciones o sus gritos entusiastas. No entendíamos, pero siempre gritabamos: ¡Ecuajei!

La cultura afroantillana tiene una historia a partir de los detalles, de la particularidad, y ha encontrado en Salsa sin Miseria, un medio, una forma y un libro para hacerse cercana a la pistas de baile de quienes disfrutan un buen guaguancó. Lea también: “Salsa Sin Miseria: una forma de contar y bailar la salsa hoy“

Este colectivo cultural le ha apostado a la memoria y al disfrute sin culpa, sin verdades absolutas. Por el contrario, ha hecho del aprendizaje y de la defensa de la memoria salsera un baile al que puede unirse quien así lo desee, y bajo esa premisa crearon el Diccionario Salsero una compilación de términos con su significado, y claro, su respectiva canción. Esta búsqueda responde a una pulsión creativa y a una pasión por la salsa que los ha llevado a donde están, un referente obligado para hablar de salsa en el país. Sobre el Diccionario aseguran que “sujetos a la investigación y al deleite creativo, desde Salsa sin Miseria nos hemos propuesto encontrar esa alquimia perfecta entre la música, el goce y la ciudad, a través de una recopilación de términos que configuran la jerga de la salsa. El lenguaje, sin pretensiones académicas y más bien con la intención de representar la pluralidad rítmica, se bate entre lo ameno, lo jocoso y lo concreto”.

Sin pretensión y defendiendo el goce por el goce, se cumplen tres años de la primera edición del Diccionario Salsero que llegó a manos de algunos cantantes y compositores que figuran en sus páginas. El colectivo prepara una nueva entrega de este libro y planea expandir los significados, hasta llegar a otras plataformas. Esto es lo que nos contaron.

“Siempre hemos querido llevar la salsa a espacios más allá del terreno de la rumba y, en ese sentido, el Diccionario Salsero nos ha brindado toda una apertura; la posibilidad de participar en ferias del libro (y poner a bailar a los asistentes), ferias gráficas y recintos académicos, por mencionar algunos. Adicionalmente, la visibilidad del proyecto ha sido importante para impulsar las otras líneas de contenido, llevar a cabo iniciativas en colaboración y tener un mayor acercamiento a distintas personalidades del gremio. En definitiva el Diccionario ha marcado el compás de este junte que va pa’ encima”.

“Desde que publicamos la primera edición, hace tres años, fuimos conscientes de que el número de términos definidos correspondía tan solo a un abrebocas; queríamos saber si el Diccionario podía tener la misma acogida que tuvo a través de las redes sociales. Pensábamos que si la gente se familiarizaba con el libro en físico, este pasaba a convertirse en un proyecto mucho más formal y de largo aliento, para seguir nutriéndolo no solo con nuevas palabras sino también con contenidos más elaborados. Y es en esos aspectos a los que le apostamos con la nueva edición que, después de un tiempo de meterle mano, ya está a punto de caramelo. ¡Lo bueno ya viene!”

“La edición que está en camino es mucho con demasiado. El formato cambia y además de las definiciones y la playlist, que se mantienen, vamos a sazonarlo con otros contenidos que son claves en la estética de Salsa sin Miseria. Todavía no podemos compartirles la receta pero sí podemos asegurarles que desde ya nos estamos proyectando para expandir las posibilidades del libro, de tal forma que entre lo impreso y lo transmedia, le entreguemos a los salseros y las salsera un producto bien afincadito y contundente”.

www.LaPrensaSalsera.com

Sala de redacción de La Prensa Salsera Web & Magazine Twitter: @LaPrensaSalsera Instagram: @LaPrensaSalsera Facebook: La Prensa Salsera

advertisement

Tendencia